Las enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes, la hipertensión y diversas enfermedades cardiovasculares son ocasionadas de forma secundaria por malos hábitos de vida como consumos de tabaco, alcohol, y por supuesto, una alimentación irregular, y lamentablemente, son cada vez más frecuentes en el mundo.

Una alimentación saludable, en conjunto con otros buenos hábitos, nos hará gozar de una mejor calidad de vida, evitar padecer de estas terribles enfermedades que no poseen cura, y disfrutar de las bondades que tienen los alimentos sanos.

FOOD1

El balance perfecto para una alimentación saludable

La clave para una alimentación saludable es que exista un balance perfecto en los tipos de alimentos consumidos por plato de comida. En un plato de comida debe haber un ¼ de carbohidratos como pasta, arroz o harinas, ¼ de proteína, y finalmente, la mitad restante del plato debe estar cubierta por ensaladas de vegetales.

Además, el consumo de frutas entre comidas es ideal para saciar el apetito, disminuir la ansiedad e ingesta de comidas altas en contenido de azúcar, y por supuesto, para aprovechar de las vitaminas y minerales propios de cada fruta. Consumir de 4 a 5 porciones de estas frutas ayudará al mantenimiento de la salud ideal.

food4

Buenos hábitos en la alimentación

No solo el consumo de un plato de alimentos balanceados es la clave de una salud buena, lo es también los hábitos que rodean a la alimentación, tales como:

  • Respetar los horarios de comida: Esto es de vital importancia, ya que, aunque no lo parezca, el cuerpo conoce los horarios de alimentación, y no proporcionar alimentos en dichos horarios predispone al desarrollo de terribles enfermedades como la diabetes.

  • Reducir el consumo de azúcar y chucherías: Se tratan de alimentos ricos en grasas y azúcar que no poseen ningún tipo de valor nutricional, por ende, predisponen a la obesidad y la diabetes.

  • Evita las grasas: Las frituras son dañinas para el organismo, son preferibles los alimentos horneados o a la plancha. De la misma forma, deben evitarse carnes grasosas como el cerdo, pollo con piel y carnes rojas con gran cantidad de grasa visible. Así mismo el consumo de pescados como sardina, atún fresco y merluza tienen un efecto cardioprotector gracias al omega 3.

food5

Posted by lifeefn

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.