Dormir es una de las actividades más placenteras que existen, además de ser necesarias, nos ayuda a reponer las energías del día a día y a procesar toda la información recibida y aprendida durante el día.

Mientras se duerme, aunque el cuerpo descanse, el cerebro continúa de forma activa procesando gran cantidad de información, sin embargo, se encuentra en un estado de reposo que no se consigue si se mantiene despierto, ya que necesita estar atento a una serie de estímulos.

Afectaciones por falta de un sueño reparador

Dormir es casi tan importante como el consumo de agua, y mucho más importante que el consumo de alimentos, esto debido a que todos los procesos de recuperación que se llevan a cabo con el sueño, no pueden ser reemplazados por el consumo de alimentos o de otras sustancias.

Así, la falta de un sueño reparador produce problemas en el aprendizaje, afectaciones en la memoria, falla de la concentración, disminución de la capacidad productiva al día siguiente, mal humor, y en edades tempranas, alteraciones del crecimiento.

Si carencia de un sueño reparador se vuelve crónica, puede haber afectación de las defensas del cuerpo, predisponiéndose así a padecer mayor cantidad de enfermedades infecciosas, así como otras enfermedades psiquiátricas como depresión.

Ventajas de un sueño reparador

Un sueño reparador hará que la persona se sienta llena de energía al día siguiente, capaz de realizar cualquier actividad, y con una gran cantidad de entusiasmo y confianza en sí mismo.

Además, tendrá una capacidad de atención bastante acorde a la edad y facilidad para el aprendizaje. Un sueño reparador incrementa las defensas del organismo frente a infecciones y previene la aparición de enfermedades neurológicas como la demencia.

Tips para tener un sueño reparador

Existe una serie de consejos o tips indispensables para tener un sueño reparador y sentirse recargado de energías al día siguiente, tales como:

  • Evita pensar en problemas antes de dormir, lo más probable es que no halles solución alguna en un momento como ese y solo reducirás la calidad de tu sueño.

  • Respetar los horarios de dormir, tanto de acostarse como de levantarse.

  • No realizar actividades que alteren el sueño previo a dormir, como estar en la computadora o teléfono inteligente.

  • Usar la cama nada más para dormir y tener relaciones sexuales, y no para otras actividades, así el cerebro asimila que al estar en la cama se busca descansar.

 

sleep

Posted by lifeefn

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.