La medicina evoluciona constantemente junto con la tecnología, a fin de obtener mejores métodos diagnósticos y tratamientos más efectivos para las enfermedades de mayor complejidad.

La nanotecnología manipula la materia en una escala de 1 a 100 nanómetros, la cual es utilizada en muchas ciencias para llevar a cabo procesos que en el pasado eran imposibles de realizar debido a la limitación que representaban las diversas partículas que componen la materia.

Nanotecnología aplicada en medicina

En la actualidad, muchas enfermedades que en el pasado eran imposibles de tratar y que encabezaban las listas de los boletines epidemiológicos de mortalidad en el mundo, han descendido gracias a la combinación de la medicina con las diferentes disciplinas encargadas de desarrollar avances tecnológicos.

La nanotecnología ha tenido suficientes avances en su investigación y desarrollo de forma que puede aplicarse en la actualidad a la medicina para lograr y mejorar una serie de campos en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades.

De esta forma, nace la nanomedicina, la cual permite modificar procesos biológicos que ocurren a una escala nano con la menor cantidad de efectos adversos.

nn5.jpg

Usos de la nanomedicina

La nanomedicina es utilizada para:

  • Distribución de fármacos: Con la ayuda de nanodispositivos, un fármaco puede viajar unido a la nanopartícula, la cual tendrá una especificidad increíble por el sitio de acción evitando así actuar con cualquier otro receptor. Así mismo, puede ayudar a los fármacos a atravesar diferentes barreras en el organismo que no serían capaces de atravesar sin los nanodispositivos y actuar con la menor cantidad de efectos secundarios, obteniendo resultados altamente satisfactorios.

 

  • Medicina regenerativa: Con la ayuda de la nanomedicina, es posible crear biomateriales que generan una menor reacción de rechazo por parte del sistema inmune de los individuos. De esta forma, los procesos recuperativos requieren una menor exposición a fármacos inmunosupresores, lo que es beneficioso para los pacientes.

 

  • Métodos diagnósticos: El uso de nanopartículas es de utilidad para potenciar la capacidad diagnóstica de métodos conocidos como la tomografía computarizada o la resonancia magnética.

nn3.jpg

 

Nanomedicina y el cáncer

La aplicación de terapia con nanopartículas como tratamiento de algunos tipos de cáncer como el de piel, ha resultado ser bastante efectiva, pues la radiación va directamente a las células afectadas, evitando así lesionar el tejido sano, lo que supone un tratamiento mejor y un proceso menos traumático para el paciente con mejores resultados.

nn1.jpg

Posted by Edson FN

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.